fbpx

PASSWORD RESET

Un grupo de chicas dispuestas a hacer ruido, a escribir y a relatar experiencias personales para hablar de lo que nos pasa, nos interesa y nos incomoda.

4 razones por las que un cambio de hábitos fracasa

121
Inicio » Carrusel » 4 razones por las que un cambio de hábitos fracasa
Compartir
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

Cambiar hábitos no es sencillo… ¿o sí? Para este año uno de mis objetivos es retomar el ejercicio, por muchos años mi actividad física era sólo bailar, practicaba danza folklórica y eso era más que suficiente para mantenerme en forma. Sin embargo, en algún punto mis horarios cambiaron y tuve que dejarlo. Después de eso no volví a tener una actividad física con ese nivel de constancia, a mediados del 2017 tuve una lesión en la cadera y el ejercicio quedó en el olvido. Por ello este año decidí que debía regresar el ejercicio a mi vida. Obviamente el reto ha sido grande, sé de antemano que construir un hábito desde cero no siempre es fácil, sin embargo, me he sorprendido de mi propia resistencia. Si tú también te estás enfrentando al reto de cambiar o establecer un hábito, hoy te comparto 4 puntos que debes evitar para no quedarte en el camino.

 

Complicarlo demasiado

Muchas veces cuando queremos iniciar un cambio pensamos demasiado en detalles sin relevancia, en mi caso comencé por pensar si se tenía ropa para hacer ejercicio, si iba a necesitar un tapete, si mis tenis de correr estaban demasiado viejos o si necesitaba nuevos… cuando me di cuenta estaba considerando más cosas de las necesarias. Por ello la recomendación es: Mantenlo simple -keep it simple! Aunque es importante establecer un plan de acción detallado que te ayude a superar los obstáculos y mantenerte motivada, lo ideal es que este sea lo más sencillo posible de forma que no pierdas energía en detalles superfluos que al final se conviertan en buenos pretextos para abandonar.

via GIPHY

 

Plantear metas poco realistas

Si soy honesta no soy alguien de gimnasio, no suelo sentirme muy cómoda en ellos, mis experiencias cuando lo he intentado no han sumado mucho y he llegado a conclusión de que me aburren los aparatos. Sabiendo esto, plantearme como propósito ir al gimnasio x días a la semana no es una meta muy realista. Cuando comienzas un nuevo objetivo tu mayor aliado es el conocimiento que tienes de ti misma, tus metas tienen que estar alineadas contigo y con tu personalidad. Buscar algo que sea realista para ti es la mejor manera de comenzar a moverte en la dirección que quieres.

via GIPHY

 

No tener claras tus razones

Una de las causas que he encontrado para mi resistencia ha sido que no estaba centrándome en las razones correctas. Durante los primeros días estaba pensando demasiado en la mala condición física que tenía, en lo lejos que estaba de lo que solía aguantar, de lo mal que había sido dejar el ejercicio por tanto tiempo. No estaba pensando en las razones por las que me gustaba el ejercicio, ni en lo bien que me hacía sentir. Un cambio de hábitos depende de que tu fuerza de voluntad y tu motivación trabajen juntas, y la mejor manera para que esto suceda es que tengan un anclaje fuerte en la razón por la que estás haciendo el cambio, piensa en un porqué que sea suficientemente poderoso, que te emocione y que pueda ayudarte a superar los obstáculos y contribuya a tu constancia.

via GIPHY

 

No tener forma de medir los resultados

Pasar de cero a algo puede ser muy fácil, si hice 5 sentadillas ya hice más ejercicio que nada, sin embargo, mi meta no es hacer 5 sentadillas y aunque puede ser un buen inicio no es el resultado final que espero. Si planteas una meta demasiado vaga, como “hacer más ejercicio”, no sabrás cuando estás haciéndolo bien, ni cuando necesitas hacer algún ajuste y mucho menos sabrás cuando lo estás logrando. Tu meta tiene que ser clara y medible, o es muy posible que te olvides de ella muy pronto. Tener alguna forma de medir los resultados contribuye a mantener el foco en lo que quieres lograr y facilita el plan de acción, pues no se trata de hacer “algo” sino de hacer justamente eso que te lleve a construir aquello que deseas.

via GIPHY

 

Cambiar un hábito requiere constancia y repetición, pero si está anclado en las razones correctas y esta alineado contigo puede ayudarte a mejorar tu vida y a subir tu autoestima. Mi aventura reencontrándome con ejercicio me ha recordado muchas cosas sobre mí y de mi propia historia. No olvides reconocer los avances que logres por pequeños que parezcan, y si fallas un día ¡No te angusties! Siempre puedes volver a intentarlo.

 

cambiar habitos

Cuéntanos ¿qué hábitos te ha costado más construir? Nos encantará conocer tus experiencias y si tienes cualquier duda puedes enviarla a @DanaLandaE

¡Descubre también lo que Dana Landa puede hacer por ti!


Compartir
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

SPREAD THE LOVE

¡Te compartimos LINKS que nos gustan y NOTICIAS de la semana!

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com