fbpx

PASSWORD RESET

Un grupo de chicas dispuestas a hacer ruido, a escribir y a relatar experiencias personales para hablar de lo que nos pasa, nos interesa y nos incomoda.

Inicio » Carrusel » ¿Buscas un novio en Tinder? Piénsalo dos veces

¿Buscas un novio en Tinder? Piénsalo dos veces

1.11K
Compartir
  • 27
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    27
    Shares

Por: Diabli

Quiero empezar diciendo que este es un servicio a la comunidad. No es la historia que acabó en final feliz, pero tampoco en amarguras miles.

Fui una Tinderella de esas que abundan en este ciudad y que como tú, tuvo la esperanza de ser la afortunada “amiga de una amiga”, ya sabes, la historia que nos contamos como cadenita de la chava que encontró el amor en Tinder: se vieron, se flecharon y tres meses después ya estaban viviendo juntos hasta con un perro (obvio adoptado).

No manas, así no es la cosa. O no siempre. Estoy de acuerdo, sí existe la historia de la amiga de mi amiga, incluso yo de primera mano la conozco, pero la mayoría de las veces, tal como dijo Gigi en aquella sabia y clichetesca película “A él no le gustas tanto”, en estos juegos “somos la regla y no la excepción”.

Está perfecto buscar ser la excepción (porque eso nos merecemos) pero hablando de Tinder, léelo bien, el 90% de las veces solo hay reglas.

Escribo y suscribo desde la decepción de mi último (y final) date de esta app. Aunque yo decía que la usaba para jugar, muy dentro de mí, sabía que quería encontrar otra cosa. Me autoconvencí de que ese era un modo mucho más honesto de conocer gente y que de todas formas, sea en vivo o no, las personas mienten.  O sea, es cierto, pero es mucho más fácil mentir si tienes una pantalla de por medio. La verdad es que ninguna de las citas terminó bien.

Pero no aprendía y seguí y seguí, lo que me llevó a la lista de fracasos amorosos 2016-2017,  en donde de junio de 2016 a julio de 2017, conocí a tres sujetos que me hicieron replantearme muchas cosas respecto a Tinder, a las relaciones y bueno, a muchas cosas en mi vida.

 

tipos de chicos

guys i dated

tipos de hombre

fuente: https://babe.net/2016/09/08/boys-youll-date-give-boys-altogether-1041

Giuseppe “El chef”, Daniel “el músico” y Anuar, “el asistente de locación”: La triada del desencanto. Al menos con los primeros hubo un poco de honestidad. Giuseppe tenía una profesión bastante demandante y para lo único que tenía fuerzas era para dormir. Daniel era un tipo inaccesible emocionalmente pues cada vez que se sentía cómodo y contento, de la nada me decía que no estaba preparado para una relación, pero después decía que sí quería algo bonito conmigo.

Anuar fue el peor porque fue como un novio a larga distancia del que, cuando regresa, te das cuentas que el día 1 conoció a alguien y a ti te tuvo como vela prendida.

De inicio fue bueno, muy bueno. Platicábamos de nuestras familias, los perros, la música que nos gustaba, me mandaba fotos, nos mandábamos besos y por fin nos conocimos.  Aunque había cosas que no cuadraban: me decía que no tenía Facebook (obvio sí lo tenía) y cuando puse en marcha mis habilidades de stalker, descubrí que me había bloqueado de todas las redes. Esa fue una alerta que no atendí.

Aún así, fue una de las citas más lindas que haya tenido, y no por la logística, sino porque saltaron chispas y fuegos artificiales solo de vernos. Tenía muchos años de no sentirme así con alguien y eso aumentó la expectativa.

Pero como “asistente de locación” una nueva cita se hizo muy difícil porque trabajaba a todas horas y los fines de semana, hasta que fue raro que trabajara 24/7 durante tres meses. Cuando por fin nos volvimos a ver, las chispas (junto con las promesas y los te quiero) renacieron. Dos días después, de la nada, dejó de escribirme.

Después de una semana tuve que sacar las dotes de stalker para descubir que todo ese tiempo me ocultó que tenía una hija. Y ese no habría sido problema, mi conflicto era: ¿por qué no dijo nada? No hay que ser muy listo para atar cabos y saber que probablemente no sólo tenía una hija, sino también otra relación (¡ahora sabemos dónde estaba los fines de semana!). Al enfrentarlo (vía whatsapp, obvio porque no me contestaba) sólo me bloqueó.

Hablando con el equipo de rescate llamado “amigas”, nos dimos cuenta que todas habíamos tenido relaciones fallidas en Tinder. Ninguna era “la amiga de la amiga”, fuimos la regla y no la excepción y principalmente la culpa era nuestra por insistir en encontrarle chichis a las culebras. Esa app se diseñó para algo: buscar y encontrar sexo. Pero resulta que no siempre girls just wanna have fun.

Quieres sexo ocasional, descarga Tinder, pero sé honesta con lo que quieres o acabarás con el corazón pateado en la basura. Y no es que los weyes sean culeros, sino que ellos sí la usan para lo que es. (Nota de la editora: sí, sí lo son cuando te dicen que te aman).

Pero si estás en una situación similar, es hora de hacer espacio en tu celular. Si realmente quieres una relación no la vas a encontrar ahí; igual estás ilusionada con la historia de la amiga de tu amiga Pepis, a la que su date de Tinder le pidió matrimonio en París, pero al final te encontrarás con una estela de cabrones que no valían la pena, el tiempo ni la decepción.

Sé que hablo como me fue en la feria, pero mi conclusión es que la vida está afuera, no detrás de una foto posada y arreglada con Photoshop.


Compartir
  • 27
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    27
    Shares

SPREAD THE LOVE

¡Te compartimos LINKS que nos gustan y NOTICIAS de la semana!

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com