fbpx

PASSWORD RESET

Un grupo de chicas dispuestas a hacer ruido, a escribir y a relatar experiencias personales para hablar de lo que nos pasa, nos interesa y nos incomoda.

Des-normalizándonos para este 8 de marzo

303
Inicio » Carrusel » Des-normalizándonos para este 8 de marzo
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 8 de marzo es un día extraño para mí. Es un poco agridulce porque, aunque por un lado es un día para rememorar y recordar la lucha feminista, también es el día en que me llenan de piolines por whatsapp y las marcas de detergente me felicitan porque me sobra tiempo después de lavar la ropa. Sin embargo, creo que este año fue importante en tanto la visibilización del acoso y el abuso y tal vez eso sensibilice un poco a la gente.

Dado que por todos lados han hablado del #MeToo, yo estaba pensando qué podía escribir que fuera distinto y recordé que justo en este momento estoy en un proceso personal que a mi gusto es de lo más feminista que he hecho –sin afán de sacar mi feministómetro–, por lo que decidí contarles un poco de esto.

Desde hace algunos meses y por cuestiones de la vida comencé a cuestionarme dónde estaba y qué quería. Llevo algunos años estudiando y a pesar de que en mi ámbito, el feminismo, siempre estamos intentando mirar las cosas desde nosotras mismas, creo que por un momento me olvidé de mí. De repente me percaté de que mi yo antigua estaba un poco abandonada. ¿A qué me refiero? A veces estamos tan concentradas en el hoy que olvidamos pensar en la yo del pasado.

Entonces una noche me entró la ansiedad por encontrar unos dibujos viejos que sabía que estaban perdidos en algún lugar de mi closet-bodega. En el proceso encontré unas fotos viejas que van desde que era una bebé hasta mi temprana adultez. Me vi siendo niña jugando entre el barro –algo a lo que he enfocado mi investigación hasta el día de hoy–, me vi de aventón atrás de una camioneta a los 17 años y me vi cuando lo único que quería en la vida era pintar.

Flor – 2006

Esto me hizo sentir un poco desencajada: en los últimos 10 años me he olvidado completamente del arte, obvio ya no pido aventón y no suelo disfrutar ver fotos viejas porque no me gusta cómo me veo. ¿Por qué olvidé las ganas de pintar? ¿De verdad ya no tengo ganas? ¿Por qué me molesta ver fotos mías? Creo que la sociedad, tan patriarcal como es, está continuamente en contra de nosotras: normaliza aquello que nos molesta y hasta aquello que nos mata, pero también nos quita lo más indispensable, como nuestra creatividad o el amor propio.

Entonces decidí que lo que necesitaba era des-normalizarme: apapachar un poco a la Liliana de 17 años y aceptar con cariño a quien he sido y a quien soy ahora. Sé que en medio de una situación de violencia como la que estamos viviendo las mujeres, especialmente en este país, esta idea puede parecer un poco burda y como de superación personal. Pero de verdad creo que la lucha inicia por nosotras mismas porque al final, como dijo Simone de Beauvoir: “lo personal es político”. Creo que querernos, cuidarnos y expresarnos en este mundo resulta algo bastante subversivo.

Yo por lo pronto ya recomencé a pintar. No me ha gustado mucho porque he perdido la práctica, pero no me importa. Lo que de verdad quiero es volver encontrar esa pasión que perdí en el camino. Por ello, este 8 de marzo no las quiero felicitar ni celebrar, sino que rememorar todas las luchas y exigir aquello que creo necesario, incluyendo la lucha por des-normalizar el silencio y el desamor al que este mundo nos condena. Porque creo que en este momento el amor propio es de lo más revolucionario.

2018

Por Liliana


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SPREAD THE LOVE

¡Te compartimos LINKS que nos gustan y NOTICIAS de la semana!

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com