fbpx

PASSWORD RESET

Un grupo de chicas dispuestas a hacer ruido, a escribir y a relatar experiencias personales para hablar de lo que nos pasa, nos interesa y nos incomoda.

5 formas de vencer la procrastinación – tips de vida!

247
Inicio » Destacado » 5 formas de vencer la procrastinación – tips de vida!
Compartir
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

¡La bendita procrastinación! A todas nos pasa hay días en que las ideas no fluyen, el trabajo no avanza y por más que nos esforzamos el cerebro se niega a trabajar. Es en esos momentos en que el internet hace su entrada y de repente nos sorprendemos de lo tarde que se ha hecho y de lo poco o nada que hemos avanzado.  Mucho más cuando trabajamos en casa y estamos en modo freelance, todo nos puede distraer. Todas hemos pasado un día procrastinando aquello que se suponía debíamos hacer, las razones pueden ser muchas pero el resultado es el mismo, por ello hoy te comparto 5 formas de romper con la procrastinación.

 

 

 

 

Sé honesta

La parte más importante de la procrastinación es entender el porqué de nuestra resistencia a hacer lo que tenemos que hacer. Normalmente tendemos a procrastinar cuando la tarea no es relevante para nosotros, cuando no contamos con suficientes elementos para realizarla, cuando no lo consideramos nuestra prioridad o no nos motiva, o incluso cuando le damos más importancia a las distracciones del entorno. Ser honesta respecto a las razones por las que te encuentras procrastinando puede ayudarte a solucionar el problema de raíz y entender así tus ritmos de trabajo de forma que puedas evitar las situaciones que te hacen procrastinar.

 

 

Procrastina de forma eficiente

Puede sonar contradictorio, pero una de las mejores formas de vencer la procrastinación es usarla a tu favor ¿Cómo? Muy simple, utiliza tus ganas de procrastinar para hacer aquellas tareas de tu lista a las que nunca llegas, por ejemplo, vacía tu correo, limpia tu espacio u ordena tus papeles, dedica ese momento a cosas que necesitas hacer, pero nunca te das el tiempo. Al final del día es posible que no hayas logrado terminar con la tarea importante, pero habrás logrado despejar tu lista de tareas de las pequeñas cosas.

 

 

Aplica la regla de los 20 minutos

No siempre podemos darnos el lujo de dejar pasar el día sin tener avances, para esos momentos, puedes utilizar esta regla. Consiste en trabajar en una tarea sólo por 20 minutos con toda tu atención plena, es decir, sin ninguna distracción y total concentración. El acuerdo es trabajar en la tarea sólo por 20 minutos y una vez pasado este tiempo puedes hacer cualquier otra cosa. Lo que sucede normalmente es que después de esos 20 minutos logras entrar en el flujo de trabajo y, pasado ese lapso de tiempo, puedes seguir trabajando en la tarea hasta terminarla, pues ya no necesitas distraerte y estas suficientemente concentrada para continuar hasta el final.

 

 

Evita el multitasking

Lamento decirlo, pero el multitasking es un mito. Contrario a lo que muchos solemos creer nuestro cerebro no puede trabajar en dos tareas al mismo tiempo, por lo que no podemos hacer más de una cosa a la vez. Cuando creemos realizar más de una tarea lo que está sucediendo es que nuestro cerebro está brincando de una a otra con rapidez, por lo que nuestra atención está fragmentada y por consiguiente no estamos realizando la tarea de la mejor manera en que podríamos. En este sentido, una buena forma de superar la procrastinación es realizar una tarea a la vez y evitar a toda costa dividir nuestra atención con el multitasking.

 

 

Divide en pequeños bocados

Una buena parte de la procrastinación nace de ver nuestros proyectos o tareas como un enorme monstruo que no tiene ni pies ni cabeza y no sabemos por dónde empezar. Sin embargo, si lo divides en tareas o actividades pequeñas es más fácil comenzar a trabajar y poco a poco la suma de esas pequeñas partes irá completando el gran monstruo. La clave es una buena planeación, que te permita dividir en bocados pequeños aquello que necesitas hacer y puedas así avanzar un paso a la vez, es mucho más sencillo completar pequeñas tareas de 20 minutos que querer sentarse por 4 horas a hacerlo todo.

 

 

 

La procrastinación es una vieja conocida con la que siempre nos encontraremos de un momento a otro. Tener un día de procrastinación no tiene porqué ser el fin del mundo, por el contrario, puede ser un gran termómetro sobre la naturaleza de nuestras actividades, nos ayuda a saber que tan bien o mal nos sentimos con ellas y a conocer el estado de nuestra motivación intrínseca.

 

No olvides dejar tus comentarios y mándame tus dudas a @DanaLandE


Compartir
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

SPREAD THE LOVE

¡Te compartimos LINKS que nos gustan y NOTICIAS de la semana!

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com