fbpx

PASSWORD RESET

Un grupo de chicas dispuestas a hacer ruido, a escribir y a relatar experiencias personales para hablar de lo que nos pasa, nos interesa y nos incomoda.

El internet: método de tortura del siglo XXI

995
Inicio » Gallery » El internet: método de tortura del siglo XXI
Compartir
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

 

Hace unos años, por ahí de principios de los 2000’s, el internet seguía siendo algo ma-ra-vi-llo-so, in-cre-í-ble… claro, se inventó a finales de los 60’s únicamente para la gente mega VIP (de esos que organizaban guerras y así), eso no es ningún secreto, pero para nosotros los mortales, los plebeyos, el internet (o ¿es ‘la’ internet? me gusta más ‘el’, aunque soy lesbiana y todo eso…) bueno, para nosotros llegó añísimos después. O sea, a finales de los 90 ya podíamos bajar fotos de Justin Timberlake y *Nsync (obviamente con ‘podíamos’ me refiero a MI), pero teníamos que desconectar el cable del teléfono para conectarlo a la compu (esa cosas súper old se llama Ethernet ¿no?) y luego tu mamá te gritaba desde arriba que ¨¿Qué chingados estabas haciendo y por qué no podía usar el teléfono?¨ y tú, gracias a la velocidad de – 500 MB del estúpido Ethernet (o sea, si hoy en día nos quejamos por la mongolísima velocidad de la lentísima ‘fibra óptica’, ya se imaginarán entonces)… bueno, gracias a la velocidad, tu foto de JT solo mostraba sus curlys amarillos de sopa ramen y no sabías en cuánto tiempo más ibas a poder ver su cara y eventualmente ¡guardar la maldita foto!

1. JT sopa ramen

WE KNEW… AND WE DID

El punto de todo esto es demostrar que desde un principio, ‘El Internet’ ha sido el método de tortura #1 de todos los tiempos. Sufrías al no poder guardar tu foto de JT-PELO-DE-SOPA-RAMEN antes de que tu mamá bajara a desconectar el jodido Ethernet. Desde el primer momento en el que usamos Internet SUPIMOS que sería nuestro peor enemigo y aún así… lo invitamos a entrar a nuestras vidas. Y peor aún… HOY, en 2016… a REGIR nuestras vidas. ¡Ouch!

PAIN IS THE NEW BLACK

Después, ya por ahí del 2002-2003, la tortura se convirtió en: Castigo de tus papás = CERO Internet. ¿Quéee? ¡Sí, CERO internet por TRES días! ¿TRES días? Mhm, TRES. Us, Millenials. So dumb we are. Hoy, somos nosotros mismos los que nos castigamos porque amamos sufrir, sufrir es lo de hoy, PAIN IS THE NEW BLACK. A continuación, listaré algunas de las formas de tortura y sufrimiento autoinfligido a través de internet y sí, probablemente te quedará el saco en muchas de ellas, ENJOY!

1.El más común, es obviamente: Los EX’s. ¿Acabas de cortar y necesitas sentirte peor? ¡Metete al perfil de FB, Twitter, Instagram, you name it de tu ex. ¡Listo! Se siente deliciosamente feo, ¿verdad? No hay NADA que puedas encontrar en su perfil que te pueda hacer sentir mejor, léeme bien, NADA. Opción 1. Si tu ex se fue de fiesta a los tres días de haber cortado contigo es ¨¡Qué poca madre, ve, no está sufriendo ni un poquito, siempre le gustó la peda y prefirió a sus amigos y ve a esa puta… siempre supe que esa vieja quería con…!¨. Opción 2. Tu ex subió un MEME con una flor marchita y un corazón sangrante (primero, qué bueno que cortaste con ella/él, porque qué pedo con esos MEMES), de todas formas sufres porque te acuerdas y sufres porque él/ella sufre, pero a la vez te da gusto que esté sufriendo… sufrimiento puro. Opción 3. Tu ex ya tiene nueva pareja. Fwoots, esta es la peor y creo que ni siquiera hay que explicarla. Te mueres. ¨¿Cómo pitos tiene otra pareja si nosotros apenas cortamos hace 3 años?¨ Asshole. Nunca, nada te hará sentir mejor si te metes a stalkear a tu ex. Por lo tanto, se convierte en tortura pura y absoluta.

2. Food food food. Estás a dieta porque ‘la boda de mi mejor amiga’, la verdad es que nunca he entendido mucho eso, las personas que viven a dieta, sí existen, de verdad. Aparte de que la dieta en sí es una tortura, el meterte a internet estando a dieta es la mayor tortura de todas. No podrás checar tu Timeline sin encontrar las fotos de la comida de tus amigos (en Instagram es muy común, 5 de cada 10 fotos), nunca podrás checar rápidamente tu Facebook sin que un video de las deliciosas gordurias de TASTY se filtre por ahí, anuncios, recetas, ¡Nutella! la Nutella siempre está presente. Entonces, si estás a dieta y APARTE se te ocurre checar tus redes sociales… Oh, you’re gonna suffer, my dear… and you know it.

3. Animal Lovers. Yo soy una animal lover, es más, soy la animal lover más animal lover del mundo y sí, sufro un chingo en internet. Al igual que con el tema de la comida, es casi imposible no toparte con fotos de animales lastimados, animales perdidos, matanzas y masacres, taka takas matando a focas bebés con picahielos, estúpidos asiáticos (esos son unos cabrones) desollando perritos vivos. ¡Grrr! No puedo creer que haya escrito todo esto sin llorar… oh, oh… here it comes…

4. Las Noticias. ¡Puta madre! Imposible escapar de ellas. O sea, si eres como yo que casi ni sales al mundo y cuando lo haces tratas de ni siquiera pasar cerca de un puesto de periódico -aunque ya en los semáforos te pegan las revistas con portadas asquerosas (no las de las viejas chichonas, bueno, también esas, pero me refiero más bien a los degollados y colgados y descuartizados)- no importa cuánto te cuides y cuanto protejas a tus ojos, cerebro y corazón, porque en el momento en el que te metas a tu Facebook, una de estas noticias que evadiste durante todo el día aparecerá hasta arriba de tu Timeline.

* Aquí también podemos agregar las noticias y notas falsas, bueno, nosotros los jóvenes (perdón si eres un poquito mayor a 40 y estás leyendo esto, te queremos anyways) ya no caemos con tanta facilidad, ‘cause WE KNOW BETTER, pero ¿nuestros papás? ¿nuestras tías? Todos ellos se creen absolutamente TO-DO lo que ven en internet y lo peor de todo es que se toman el tiempo de posteártelo a TI en tu Wall… ¨Isis está en México y acaban de llegar al Palacio Nacional, ¡tomen precauciones y no salgan a la calle!¨ ¿Ya viiiiiiste? ¡Ay, no puede ser! ¿qué va a ser de nosotros los mexicanos?… bajas la mirada y ves hasta abajo de la nota: ‘AMaRilloNotikiaX’.       Oh, Mother.

2. Bebeě cara adulto

 

5. Los no deseados. Todas esas personas que te cagan o que simplemente te valen madre… están en tu lista de amigos de Facebook. ¿Cómo llegaron ahí? Who knows! Pero ahí están y lo peor de todo es que… ¡te da miedo borrarlos! ¿Y si se enojan? ‘Qué mala onda me voy a ver’, ‘No quiero ser culero’, DUDE! ¡BÓRRALOS! ¡NO SUFRAS MÁS! … No, no, no, ‘Se me hace mala onda’. OK THEN, sufre pues. Y por supuesto que aquí mismo entran también todas esas personas que Suben fotos de animales lastimados, 2. Cadenas de oraciones y mamadas religiosas, 3. ¨Comparte y comenta AMÉN si amas a Jesús¨, 4. Memes de los Looney Toons diciendo ¡Buenos Días, es lunes, a darle!… todas esas personas… se irán al infierno, pero en lo que eso sucede, nosotros vivimos un infierno. ¡Gracias, amigos!

3. MEME Pioliěn

6. El WiFi. Lo amamos, es nuestro mejor amigo de toda la vida, pero… ¿qué pasa cuando no está? ¿Qué pasa cuando no lo encontramos o se aleja de nosotros? ¡Enloquecemos! ¿Cómo que NO hay WiFi? ¿Estoy en la Prehistoria o qué?

  • Llegas a un restaurante y antes de ver la carta, pedir tu bebida o siquiera saludar al mesero, tu primera pregunta es: ‘¿Hay WiFi? ¿Me pasas la clave?’ y pobre del mesero si te dice que no hay o que no sirve… pobre.
  • Llegas a casa de un conocido por primera vez y lo primero que le preguntas antes de decirle ‘¿Dónde está tu baño?’ (¿qué onda con los que preguntan ¿PUEDO ir a tu baño? Ehm… YES, dude, you CAN. O sea, Pfff.), bueno, antes que nada le preguntas: ‘¿Cuál es tu clave de WiFi?’
  • Aquí también entraría eso que todos los Godínez sufren todos los lunes o viernes o diario… estar en una junta eterna en la que sientes su celuar vibrar sin parar en tu bolsa y SABES que es tu WhatsApp (o What’s Up, como diría mi madre) y NO puedes checarlo hasta dentro de 3 horas. Yo NO soy Godínez, fiuff y sorry, GodiFriends.
  • Ahora, si el WiFi del restaurante/casa de tu amigo o de donde sea que estés es leeeeento, porque let’s face it, la mayoría de los WiFi’s son un pain in the ass, SUFRES. ‘Ay, se desconectó’, ‘¿No tienes otra red?’, ‘¿Sí me diste bien la clave?’. Sufres.
  • O cuando tu cel. agarra una red de WiFi repentinamente y te llegan todos los mensajes de putazo, una tras otra notificaciones y estás turbo ocupado y no puedes checar nada.
  • Y claro, cuando TODAS la redes de WiFi de tu alrededor son privadas y tienen candadito. ‘Pinche gente envidiosa, ¿en qué les molesta que yo use tantito su red?’. Y claro, la red de tu casa es cerrada, por supuesto.

 

4. WiFi Redes Cerradas

7. Series/Películas/Spoilers: Cuando la película que estás buscando NO está en Netflix, te emputas con Netflix. No importa si tiene 987 opciones más, si NO está la serie o película que TÚ estás buscando y que TÚ traes en la cabeza… es una mierda. Netflix es una mierda. Y bueno, si por alguna razón decides ver en internet alguna peli que ‘no ha salido en México’, típico… haces mil corajes porque 1. Se traba, 2. Pixeleo máximo, 3. Audio del culo… ¡Cabrón, espérate a que salga o busca otra opción en vez de estar mentando madres! Ah, pero es más fácil mentar madres, we LOOOOOVE IT! Por cierto, eso se llama PIRATERÍA y THAT’S WHAT YOU GET, por Pirata. (Yo veo todas las series en internet, ¿eh? Soy Piratísima) y otro extra: los spoilers de tus series favoritas y películas que no has visto. Qué cabrones los que publican qué pasó en el episodio que NO has podido ver porque eres pobre y no tienes una computadora en tu casa para ver los episodios al mismo tiempo que salen en EU. neta qué poca, se pasan. (Yo soy de las que spoilea, ¡Uh! me encanta, muajajá).

8. Likes y popularidad. ¿Qué onda con eso? ¿Qué onda con la gente que basa su valor y reconocimiento en base al número de LIKES que tiene o no tiene en sus redes sociales? Tristísimo. Si suben una foto que JURAN que tendrá al menos 10 likes y resulta tener 9… ¡qué sufrimiento! O si tuitean algo mega chistoso (según ellos) y nadie le dio Fav o RT… ¡Qué tristeza, qué dolor! Nunca falta la persona que sube cada mamada a sus redes… Fotos pixeleadas y MEMES asquerosos en Instagram, 2. Únicamente selfies, 3. Únicamente cada cosa que come, aunque sean esquites de la esquina, 4. Sus outfits diarios (que se vea la marca en la foto si no, no cuenta), 5. Puros pensamientos y oraciones, 6. Puros paisajes de hueva, y podría seguir con la lista, pero hueva mil. O sea, SABES que inevitablemente te toparás con alguna de las publicaciones de ESA persona o personas que ODIAS seguir en tus redes. Cuando llegas a dicha publicación, haces un ligero eyeroll como diciendo, I knew it, le tomas screenshot para compartirlo en tus grupos de WhatsApp y mitotear con tus amig@s y ahí va lo mejor… NO LE DAS UNFOLLOW a esa persona. ¿Por qué? pues porque 1. Te gusta sufrir y eyerollear cada vez que ver sus fotos o 2. Te encanta tener a alguien a quién criticar SIEMPRE.

9. La tortura, el sado. ¡SOMOS TORTURADOS Y TAMBIÉN TORTURA… DORES! Otra parte importantísima que hay que mencionar es que… no solo somos víctimas de sufrimiento y tortura por parte de los demás, sino que… ¡TAMBIÉN NOS HEMOS CONVERTIDO EN LOS TORTURADORES MÁS SÁDICOS DEL MUNDO, SOMOS PARTE DE ESE GRUPO DE GENTE, #TodosSomosMalososEnInternet! ¿O qué? ¿me vas a decir que no? Ok, ejemplo:

  • ¨Ay, tengo ganas de torturar a mi ex… ¿cómo le hago, cómo le hago?, ¡ah, sí…!¨ y le hablas a tu nuevo mejor amigo GAY para que vayan a un antro (probablemente GAY) y se puedan tomar una foto de falsísima ‘felicidad absoluta’ con chupe en mano, la cual obviamente subes instantáneamente porque tu nuevo mejor amigo GAY está guapísimo, pero tu ex NO sabe que es GAY… DOES HE? Y piensas en tu cabecita: ‘¡JA! cuando ____________ inserta* el nombre de tu ex* vea esta foto se va a CA-GAR de celos, muajajajajá’. Y por supuesto que tu ex jamás ve la dichosa foto porque no es un stalker como TÚ. Así que… ¡JA, te la pelas!

Y ahora sí, en conclusión: todo este sufrimiento nos ha convertido en personas completamente USELESS que, aparte de todo, sufren y… ¡nos encanta, nos encanta este círculo vicioso de self-inflicted torture. En pocas palabras… todos los días al estar en internet, firmamos una y otra vez un contrato invisible en el que aceptamos los términos y condiciones (de esos que jamás leemos y estos menos porque son invisibles) que básicamente dicen: ‘¿Al estar en internet, sacar una cuenta de mail, Facebook, Online Dating, Twitter, Instagram, you name it, está usted de acuerdo con que el internet será el que se apoderará de todos y cada unos de los movimientos que haga en el día, será usted prisionero eternamente y nunca más volverá a ser libre –a menos que usted lo decida-, ACEPTA?’ … AUTO-SÍ, sí acepto. Alrighty then.

Nuestro método favorito de autotortura y torturación hacia los demás nos ha convertido en los verdugos del Renacimiento o la Edad Media del S.XXI… somos ELLOS, pero con ropa más cool, obvio.

+ Meh, it’s not that bad, I kind of like it.   *se olvida por completo de que escribió este Post y se mete a FB a ver las fotos de Jesús ensangrentado que sus tías suben*

 5. Foto Verdugo

 

Por: Ana Sierra Arzuffi 


Compartir
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

SPREAD THE LOVE

¡Te compartimos LINKS que nos gustan y NOTICIAS de la semana!

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com